Páginas

lunes, 8 de octubre de 2012

De Guardia con Oscar [David Dosa]


_______________________________ 

Título original: Making Rounds with Oscar 
Saga: Autoconclusivo 
Autor: David Dosa 
Editorial: Maeva Bolsillo 
Fecha de publicación: 24 abril 2012 
ISBN: 978-84-151-4031-3 
Número de páginas: 286
 ________________________________ 


Sinopsis: 
Un gato extraordinario, un talento asombroso, una maravillosa lección humana.

En 2007 la historia de un gato muy especial dio la vuelta al mundo. Oscar, uno de los gatos que vive en una residencia geriátrica en Rhode Island cerca de Nueva York posee un don increíble: es capaz de sentir cuándo un paciente está a punto de fallecer. Este gato tan especial acompaña al enfermo en su tránsito al otro mundo, aportándole un discreto pero agradecido consuelo.

A raíz de la gran repercusión de ese caso, el doctor David Dosa, alguien no especialmente amante de los felinos y más bien escéptico de los dones extraordinarios, decide relatar la historia de Oscar pero también la de su trabajo; un oficio duro que consiste en hacer lo menos penoso posible los últimos años de vida de los pacientes, pero que también resulta tremendamente gratificante. Son muchas las historias conmovedoras, tristes y hermosas que al doctor Dosa le toca vivir en su quehacer cotidiano y que relata, de forma muy humana y con una gran sensibilidad. 

Mi opinión: 
Por una residencia de ancianos en Rhode Island comienza a correr el rumor de que hay un gato que puede saber si un paciente va a morir, se instala en su habitación y lo acompaña en ese trance. El doctor David Dosa se muestra escéptico ante el supuesto poder del gato pero, tras algunas coincidencias, decide comenzar a investigar casos de pacientes en cuyo fallecimiento el gato estaba presente.

El libro está escrito en primera persona y en pasado por el doctor Dosa, quien nos habla de su experiencia en el geriátrico de Rhode Island donde trabaja y de Oscar, un misterioso gato que, a pesar de ser poco afectivo, parece predecir la muerte de los pacientes y se acerca a ellos en sus últimos momentos.

Aunque el protagonista de libro es Oscar, el gato, la mayor parte de la novela se va a dedicar a contarnos diferentes casos de ancianos que ha tratado el doctor Dosa, de enfermedades como la demencia senil, de los familiares de los pacientes y los problemas de aceptación de estos en cuento a lo que les está sucediendo a sus seres queridos. En esos casos y situaciones, Oscar es un espectador y sólo interviene en el momento de acompañar a aquellos que se van a marchar.

El libro también nos habla de la beneficiosa influencia que supone para los ancianos la presencia de los animales en la residencia ya que los motivan, los animan y les dan cariño. Es un libro que realmente me ha parecido muy bonito, a pesar de los temas duros que trata. El Alzheimer es una enfermedad que he vivido de cerca en dos ocasiones y pienso que, leer este libro, en aquel momento, tal vez me hubiera ayudado algo, aunque fuera a la hora de reflexionar.

El final del libro es abierto en el sentido de que no se aclara realmente porque Oscar hace lo que hace, se hacen especulaciones como que puede oler algún tipo de feromona que segreguemos cuando vamos a morir, pero no se afirma nada en claro. El doctor David Dosa publicó un estudio sobre Oscar y su comportamiento en 2007, en la revista The New Journal England of Medicine. Los casos que nos cuenta el doctor Dosa en la novela si quedan cerrados y conocemos el final de cada historia.

El libro me ha encantado. Aunque no sé muy bien que me esperaba cuando tenía tantas ganas de leerlo, me he sentido muy bien leyéndolo desde el principio. El ritmo me ha resultado muy ágil y he sentido curiosidad por todos y cada uno de los casos.

Es un libro que recomendaría porque a mí me ha hecho bien leerlo y pensar que un gato como Oscar exista, me ha hecho sentir como esperanza. Puedo entender porque las familias agradecían que el gato estuviera al lado de su ser querido a la hora de partir.

15 comentarios:

  1. ¡Hola! Siempre me han interesado los temas de los animales y ese "don" que tienen, no solo en los momentos de la muerte si no también cuando enfermamos. La verdad que no conocía este libro pero me apetece leerlo, y mas si dices que en ciertos momentos te hubiese ayudado a reflexionar.

    Gracias por darlo a conocer, buena reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy muy interesada en esos temas. Por eso, en cuanto vi el libro, no pude dejar de querer leerlo.
      Un beso :)

      Eliminar
  2. Tiene pinta de ser un libro muy bonito, hace tiempo que quiero leerlo pero hay tantos en la lista de pendientes que nunca le llega el turno
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nos pasa mucho, que tenemos listas interminables de pendientes. Yo lo leí en cuanto lo compré porque tenía mucho interés.
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. La verdad es que tiene que ser un libro muy bonito. Quizás me anime a leerlo cuando baje mi lista de pendientes.
    Gracias por la reseña, guapa.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito. Es algo duro a veces pero es que real.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Buena pinta tiene este libro. Lo tendré en cuenta para intercarlar con lecturas más densas, que me parece que me puede gustar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es bastante ligerito :D
      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Mmmm juraría que ya leí esta reseña, hablaría otro blog hace poco del libro? ò_ó igualmente, me llama pero no sé si sería capaz de leerlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he comentado cosas sobre el libro anteriormente en un par de ocasiones porque para cuando he publicado la reseña, ya hacía un par de meses que me lo leí. Tal vez te acuerdes de algo de eso :D. Yo creo que no te afectaría de forma negativa leerlo, pero cada una es un mundo :)

      Eliminar
  6. Vaya:
    al principio, a leer que leía sobre un gato, mala cosa. Primero, porque un libro sobre un gato tiene que ser muy aburrido, y segundo, porque desde que Lufi, el gato de mi prima, descanse en paz, me arañó en la cara en plena noche (menos mal, estaba despierta, si no me arranca un ojo y ya), detesto los gatos. Como si se van todos a la isla de los gatos y se amontonan ahí y nos dejan en paz a los ciudadanos inocentes.
    En fin.
    Pero tras leer tu reseña, MyuMyu, que es un gato especial, y sobre todo, sobre los problemas de los ancianitos (algún día con suerte seremos ancianitos) y sobre el cariño que los animales profesan en ellos, cambié de idea.
    Que no os extrañe si me lo leo. A decir verdad, ya leí dos libros en que los protas eran gatos.
    Marramiau,
    Anais

    ResponderEliminar
  7. Me he quedado súper pillada porque pensaba que ya habías hecho una reseña de este libro o___O· . Pero vaya, que con mi cabeza de chorlito... jajaja xD

    Como siempre, muy buena reseña, me gusta mucho cómo explicas tu punto de vista, siempre tienes un toque muy humano :3 . Y me encanta que un libro hable de todo lo bueno que puede aportar un animal, especialmente un gato, en una residencia (o en un hospital, en una casa, en un colegio... En todas partes xDD Si será por lo que aportan los gatos ♥)

    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, acabo de leer un comentario en el que explicas lo de la reseña xDDDDD

      Eliminar
  8. Ains... yo con este libro seguro que lloraria... tiene que ser una pasada leerlo...
    Gracias por la reseña peque, un besazo.!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Mi amor a los felinos me llevó a leer este libro, lectura de la que disfruté mucho.
    Una buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tomarte las molestias de dejar un comentario! Siempre estoy interesada en conocer tu opinión :)